domingo, 27 de abril de 2014

Otoñal

Te extraño creativamente.
Hay un vacío grande desde que no sé más de vos, y digo creativamente porque es el único adverbio que define el arraigo más genuino con la acción de crear (cualquier cosa) desde un lugar de identidad, de cosmovisión compartida, que a veces veo desvanecerse (por distracciones, por ceguera), y aunque es circular se aleja llevándose todas las cosas que compartimos y que no quiero que se vayan porque nunca sé cuándo van a volver. 
Ecos de silencios largos (honrados en nuestras charlas, como palabras sagradas), se me aparecen en sueños, vamos caminando por plazas que no parecen de mi propia ciudad mientras los trenes pasan y pasan como estaciones, y cada cambio de estación es una celebración en solitario, brindando sola por vos, confiando siempre en vos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario