domingo, 26 de julio de 2015

Planta con espíritu de hombre

El ejercicio de transformar todos estos pensamientos, porque si los dejo ser me van a aturdir hasta hacerme ensordecer. Preguntas temporales otra vez y siempre (cuánto dura un ciclo, sin signos de interrogación). Nos espero en la transformación. No me fui, me quedo mirando un punto brillante en el horizonte, en ese punto una futura yo toma la mano de un futuro vos. El césped a mi alrededor tiene tu mismo color: verde, como un trébol o como un corazón de emoji. Siempre, para mí, fuiste verde.
El perfume de la citronela se me impregna en cada célula del cuerpo e inhalo hondo, como si pudiera aspirar su espírtu. La más fuerte de las plantas de mi balcón, la que sobrevive, la que nunca se va a morir. La miro, la beso con la mirada. La amé y aún lo hago. Me acuerdo de sus primeras flores, lilas y pequeñas, y de cómo brotaron sus capullos, para mi sorpesa, de manera tan repentina. Lo gratificante de que me brinde, cual ofrenda, tanta belleza. Volverán, son ciclos. Volverán las flores cuando pase el frío.
Palabras sabias de otros tiempos quedan grabadas en mi memoria: "El Jack Daniels con Coca Cola tiene gusto a banana".

No hay comentarios:

Publicar un comentario